El Plan Maestro De Vacunación Global

El factor miedo es clave para prolongar la pandemia del Coronavirus-19 y justificar el objetivo económico de la vacunación global. El pánico y la ansiedad se incrementan por una constante difusión de malas noticias, como el aumento en el número de personas infectadas, muertes, el empobreciendo de amplios sectores de la población y la caída libre de pequeñas y medianas empresas que quedan a merced de los lobos del mercado. Los mensajes alentadores brillan por su ausencia y desmoralizan las conciencias, sobre todo, en África y América del Sur.

La campaña del miedo continuará hasta que las masas, literalmente, griten pidiendo ayuda a sus propios gobiernos y exijan un estado policial que las proteja de sus propios fantasmas. Entonces, no les importará ni preguntarán cuál es el cóctel que se inyectarán en sus cuerpos y cuáles podrían ser sus implicaciones a largo plazo.  Las muchedumbres con miedo sólo quieren dormir tranquilas, vacunándose. 

“Para controlar a un pueblo hay que conocer su miedo y es evidente que el primer miedo de cada individuo es estar en peligro mortal. Una vez que el ser humano se hace esclavo de su miedo es fácil hacerle creer que el papá Estado estará listo para ayudar a salvarlo”.

George Orwell (1903-1950).

La Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI) es una organización patrocinada y financiada por el Foro Económico Mundial (WEF) y la Fundación Bill y Melinda Gates.  Su objetivo principal es lograr el monopolio en el negocio de la vacunación, a través de un proyecto de vacunación global. CEPI ha sido fundamental en la campaña de miedo en todos los Estados Unidos y en regiones bajo su influencia. También financió el EVENTO 201 de simulación de una pandemia mundial, llevado a cabo el 18 de octubre de 2019, y en asociación con empresas de biotecnología, Big Pharma, agencias gubernamentales y laboratorios universitarios, su plan maestro es cómo producir millones de vacunas bajo la presunción de que la pandemia del Coronavirus-19 se extenderá por los próximos dos años. Esto es un multimillonario negocio.

“Una sociedad cuyos ciudadanos se rehúsan a ver e investigar los hechos, que rehúsa a considerar que su gobierno y medios de comunicación le mentirá rutinariamente y fabricarán una realidad contraria a los hechos comprobables, es una sociedad que elige y que merece la dictadura del estado policial que va a engendrar”.

Ian Williams Goddard

La desmoralización es radical. Si bien las masas están en plena rebelión, por definición, no deben ni pueden dirigir su propia existencia y menos su propia sociedad. La palabra clave en el mundo global es control. Esta es una manera para ir comprendiendo el miedo causado por la pandemia del Coronavirus 19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *